Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2014

Hay que ser demasiado inocente, un perfecto estúpido o un colaborador del régimen, para no pensar que a Oswaldo Payá lo asesinó el gobierno.

Imagen
Leo este artículo de El Nuevo Herald y me pregunto: ¿a dónde llegamos con todo esto?

http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article3514990.html

Hay que ser demasiado inocente, un perfecto estúpido o un colaborador del régimen, para no pensar que a Oswaldo Payá lo asesinó el gobierno. 
Payá era el disidente más incómodo, el obstáculo inteligente y más peligroso para la dictadura, y la Seguridad del Estado sencillamente actuó como históricamente ha hecho: quitarlo del camino y punto. 
Qué pérdida de tiempo y energías. Qué importa si un millonario o cualquiera intenta sobornar a un disidente. 
Lo importante es que el disidente, como es el caso de Payá, no acceda a sobornos ni dobles juegos. Por eso justamente lo asesinaron. Y contra eso hay que seguir luchando dentro y fuera de esa isla cautiva, desinformada, asfixiada y sola. 
En esa pelea deberíamos concentrarnos los cubanos a los que nos interesa de verdad rescatar el país, sobre todo en estos tiempos de falsas r…