Director interino de ICCAS rechaza controversia sobre futuro del Instituto

14 de julio de 2017 - 19:07    - Por  LUIS LEONEL LEÓN El profesor Andy Gómez, recién nombrado director interino del Instituto de Estudio...

14 de julio de 2017 - 19:07  - Por LUIS LEONEL LEÓN
El profesor Andy Gómez, recién nombrado director interino del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos de la Universidad de Miami, asegura que se propone preservar la misión y esencia del ICCAS

Andy Gómez en ICCAS (Cortesía)

“Que la comunidad exprese qué espera del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos de la Universidad de Miami (ICCAS)”, con ese llamado inicia el académico Andy Gómez su gestión como director de esa institución, tras ser nombrado provisionalmente, la semana que concluye.
La designación de Gómez se produce en medio de una fuerte controversia originada por especulaciones de que el hasta ahora figura emblemática del centro y su fundador, el profesor Jaime Suchlicki, había sido empujado a presentar la renuncia y que esa medida en consecuencia, conllevaría la escisión del centro como una de las instituciones académicas adscriptas a la Universidad de Miami (UM).
Gómez se desempeñó como vicerrector de UM entre 2005 y 2012, y fue decano de la escuela de Estudios Internacionales entre 2001 y 2004, de donde se recibió décadas antes.
El académico, quien asumirá el cargo oficialmente el próximo 15 de agosto, es uno de los fundadores del instituto, tiene doctorado y maestría obtenidas en la Universidad de Harvard, así como una maestría en la Universidad Internacional de la Florida. Ha impartido clases sobre la realidad cubana y es consultado frecuentemente sobre estos temas.
Con el argumento de que el verdadero interés de la directiva de UM es preservar ICCAS, Gómez fue llamado a ocupar el cargo “por eso acepté”.
Sobre sus propósitos y los cambios que considera necesarios realizar para atraer el interés de otros públicos al instituto el director interino de ICCAS conversó con DIARIO LAS AMÉRICAS.
Su nombramiento ha generado dudas. El Dr. Suchlicki dijo haber recibido instrucciones de UM para el cierre de ICCAS en agosto.
El nombre de ICCAS pertenece a UM y el centro no se va a cerrar. Lo que tengo entendido es que Jaime [Suchlicki] firmó un acuerdo con UM para retirarse. Es más fácil sacar a un presidente de EEUU que a un profesor de una universidad. Si Jaime cambió de opinión entonces debía cambiar el acuerdo. Pero a veces la política que nos apasiona puede cegarnos.
Suchlicki ha dicho que no se retiraba sino que renunciaba por diferencias con el Dr. Julio Frenk, presidente de UM. ¿Hay alguna intención de lograr acuerdos entre UM y organismos oficiales cubanos?
El presidente Frenk me aseguró que no ha hecho ningún acuerdo con el gobierno cubano, algo que bajo mi mando no es una prioridad cuando Cuba aún está bajo una dictadura. Lo que podemos hacer es darle al pueblo más información, que puedan leer y entender, por ejemplo, la historia de Cuba cómo la escribió Jaime [Suchlicki] y no cómo la cuenta el régimen.
¿Se pondrá ICCAS bajo la sombrilla y el mando de un instituto hispanoamericano en UM?
No. Frenk siempre ha tenido interés de que siga trabajando ICCAS. Si no me hubieran asegurado esto, no hubiera aceptado.
Un director interino se nombra cuando existe alguna urgencia. De lo contrario la persona en el cargo suele proponer un sustituto.
Lamentablemente se ha generado una controversia innecesaria. Jaime [Suchlicki] firmó un contrato para retirarse, luego ha dicho que no quería retirarse y que se lleva todo su equipo al Museo Cubano de la Diáspora y los medios han dicho de todo. Acepté regresar en medio de estos problemas porque la intención es preservar ICCAS, entre cuyos fundadores me encuentro. Desde este medio invito a toda la comunidad a ICCAS, quiero recibir sus ideas, saber lo que quieren del instituto en este periodo de transición.
¿Cuánto tiempo planea quedarse?
“No mucho. Sigo interesado en los temas cubanos, pero me retiré hace cuatro años, me acaba de nacer mi cuarto nieto, estoy en otro plan en mi vida, y no quiero quedarme trabajando mucho tiempo más. Por ello al principio dije que no a esta propuesta de UM para regresar, pero terminé aceptando hasta que se designe un nuevo director. Y crearé un comité asesor que incluya a varios miembros de la comunidad para escoger el próximo director al nivel académico de Jaime [Suchlicki], un proceso que puede tomar tiempo, pero así será.
¿Usted ha dicho que ICCAS “ha sufrido un poco por ser a veces demasiado político de un lado”, refiriéndose a la derecha?
Una de las críticas hacia ICCAS ha sido que se siente muy a la derecha. Y una institución como esta debe ser un centro donde la gente se sienta cómoda sin una política demasiado marcada. Me interesa el balance y una de las primeras cosas que haré es consultar con miembros de nuestra comunidad, afines a una política o hacia otra.
¿En sus viajes a Cuba alguna vez ha conversado con funcionarios del régimen sobre el modo en que les gustaría fueran las relaciones con EEUU?
Nunca. Las veces que he ido a Cuba he escuchado únicamente al pueblo. Nunca me he reunido ni tampoco he ido como turista. Mi familia creó una organización para asistir a los niños afrocubanos en la Habana Vieja, y estando allí critiqué fuertemente al gobierno cubano y denuncié sus violaciones de derechos humanos. Es muy fácil hacerlo desde aquí pero en suelo cubano es otra cosa. Esto está en los archivos del canal 10.
¿Mantendrá abiertas las puertas de Casa Bacardí para la oposición interna cubana y los exiliados anticastristas?
Seguiremos dando apoyo a la oposición dentro de Cuba. Yo me he reunido con disidentes en Cuba y la policía política cubana me ha amenazado, me han dicho “Tú eres Andy Gómez, pórtate bien y nada te pasará”. Mi opinión es igual a la de Jaime [Suchlicki] con respecto al régimen. Jaime es un gran académico y nunca ha censurado a nadie, sin embargo ha tenido presiones de parte de sectores de la comunidad.
¿Qué tipo de presiones?
Hace muchos años la familia de Fulgencio Batista presentó la idea de darle a UM los papeles de ese otro dictador, contra el que Jaime luchó como se recuerda en tu artículo [entrevista concedida por Suchlicki a DIARIO LAS AMÉRICAS]. Pero eso no funcionó. ¿Y acaso no es una responsabilidad de un centro académico tener la documentación para la historia? Si el régimen castrista nos da los papeles de Fidel Castro, cosa que no va a pasar, ¿por qué no guardarlos? Jaime empujó para recibir los de Batista pero otros sectores presionaron. Y de eso hay que cuidarse como mismo debemos cuidarnos de no atacarnos entre nosotros mismos, cosa que siempre favorece a la dictadura. Alimentamos al régimen con tontas peleas internas. Mira lo que ha pasado en 48 horas. En vez de homenajear a Jaime, como debía suceder.
¿Entonces asegura que no cambiará la misión de ICCAS y su mirada hacia Cuba como ha defendido el profesor Suchlicki?
Mi intención es preservar el legado de Jaime [Suchlicki], que fue mi profesor en 1974. Somos colegas y amigos desde hace 50 años en UM. Su labor, estudios, todo lo que sabe siempre representará a ICCAS. Sí creo conveniente buscar otras programaciones para atraer a otros tipos de públicos. El website se ha abandonado, aún aparezco en la web luego de cuatro años de haberme retirado, y quiero que todos los interesados en Cuba accedan a través del website a la gran información de ICCAS.
Obviamente todos tenemos formas diferentes de hacer las cosas. Uno de los errores de ICCAS que quiero corregir ha sido no buscar fondos privados como hacen todas las universidades. Pretendo conseguir recursos más allá de la familia y la fundación Bacardí. Y en cuanto a los jóvenes, hay muchos que aunque tienen padres y abuelos cubanos, saben muy poco de Cuba, y para atraerlos es necesario diversificar la programación de ICCAS. Pero la misión es y será la misma. Invito a la comunidad a que me diga qué quiere.

You Might Also Like

0 coment�rios

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Follow @Soratemplates