El actor Mijail Mulkay se improvisa a sí mismo en el Teatro 8 de Miami

Por su mente desfilan innumerables ideas y personajes donde casi siempre se funden, como buenos hermanos, la comedia y el drama.


Publicado en DIARIO LAS AMERICAS - ESCENA | 16 de Junio de 2015

JUEVES 8.30 p.m. VIERNES Y SABADOS 10.30pm
Teatro 8, 2101 SW 8 Street, Miami. Tel. 305 541 4841 

MIAMI.- LUIS LEONEL LEÓN
ESPECIAL DIARIO LAS AMERICAS
@luisleonelleon


El actor cubano, afincado en Miami, Mijail Mulkay vive para actuar. Eso hace su vida más placentera y la vez más complicada. Por su mente desfilan innumerables ideas y personajes donde casi siempre se funden, como buenos hermanos, la comedia y el drama. Primero fue La Habana, luego Bogotá, y ahora es Miami el plató de sus sueños y sus días.
El protagonista de la exitosa comedia Oficialmente Gay exhorta al público de Miami a reír y reflexionar sobre una historia que él bien conoce: “lo difícil que es ser actor, contrario a lo que todo el mundo piensa”.
Sobre su nueva pieza, Mijail Mulkay se improvisa una comedia, a estrenarse el miércoles 17 de junio en el Teatro 8, conversó con DIARIO LAS AMÉRICAS.
Ser actor es muy difícil
“Es una carrera complicada, absolutamente vocacional y de una entrega total. Contrario a lo que la gente piensa, los actores somos seres comunes como cualquiera, sólo que estamos más expuestos, nuestro trabajo es exposición. También es una carrera de mucha inestabilidad laboral y, por ende, económica. Pero un segundo de satisfacción en escena suplen 10 años de falta de trabajo”, afirmó emocionado.
Comencé a actuar desde niño
Tenía 9 años. Su padre, ya fallecido, fue el actor Iván Mulkay, muy reconocido en la televisión cubana. “Y eso me influyó a la hora de decidirme por esta carrera. Mi padre no quería que yo fuera actor, decía que era muy duro. Y claro que lo es, pero cuando uno nace para algo como el arte, no es posible dedicarse a otra cosa”, señaló
La Habana que vive en mí
Graduado del Instituto Superior de Arte, Mulkay trabajó con los más importantes colectivos teatrales de La Habana, lo que le otorgó un bagaje escénico maravilloso.
“Tuve una magnifica profesora a la cual le debo todo lo bueno que sé, Bertha Martínez, directora y actriz de Teatro Estudio. Trabajé en la televisión y el cine con buenas personas que me enseñaron mucho y con grandes maestros como Mario Balmaseda, Roberto Blanco, Flora Lauten y Carlos Díaz. Siempre agradezco a todos los que han tenido que ver con mi formación actoral y personal, que me ha hecho llegar hasta aquí”, recordó.
Ha actuado en más de 15 películas, entre las que destaca Entre ciclones, Hacerse el sueco, El escritor de telenovelas, Lista de espera, y Perfecto amor equivocado, así como en exitosas series y telenovelas, la mayoría de ellas realizadas en Colombia, como Los caballeros las prefieren brutas, El Clon, Los Victorinos, El Capo 2, Cosita linda y Voltea pa’ que te enamores.
Colombia para mí fue como un milagro
En el 2003 en Cuba no había muchas posibilidades de trabajo para un actor sediento como él. Entonces el canal RCN fue a La Habana para a hacer un casting para una telenovela.
“Me vieron y les gusté. Así que me fui a hacer un proyecto de 6 meses y me tardé 10 años”, dijo con ironía.
“Actuar en Colombia fue complicado al inicio. Un lugar nuevo, una manera nueva de trabajar. Pero no demoré mucho en acomodarme. Creo que soy bastante rápido en los procesos de adaptación”, recordó.
Luego agregó, “por suerte la gente acogió bien mi trabajo, y poco a poco me fui convirtiendo en un actor que ya veían como colombiano más que como extranjero, incluso mucha gente en Colombia cree que soy de allá, de Barranquilla o Cartagena. Algo muy curioso. Le agradezco mucho también a Colombia y toda la gente que me dio su apoyo y su cariño allí. Aún sigo vinculado a Colombia desde acá. Acabo de terminar una serie que saldrá por Telemundo, basada en la vida de Celia Cruz, donde interpreto a Tito Puente”.
De Miami no puedo quejarme
“Aquí llevo sólo dos años y no me puedo quejar. Dos novelas con Venevisión Studios y Univisión: Cosita linda y Voltea pa’ que te enamores. Estuve como actor invitado en algunos capítulos de la telenovela de Telemundo En otra piel. He hecho mucho teatro. Llevo un año protagonizando Oficialmente gay, de Alexis Valdés, en el Teatro Trail. Una temporada de Toc Toc, con Manuel Mendoza. Puse un par de veces mi espectáculo Azul, junto a Olga Lidia Thomas e Isaac Rodríguez. Y ahora estreno esta comedia”, puntualizó.
Se improvisa una comedia
Con esta nueva obra, Mulkay pretende burlarse de todo y, sobre todo, de sí mismo. De la farándula, el teatro, la televisión, del estereotipo del artista integral y los galanes latinos. “Hablo de lo difícil que es para un actor cubano trabajar y llegar a ser exitoso en EE.UU., empezando por la barrera del idioma. Juego con nuestra idiosincrasia, y entre bromas y parodias de llanto, desnudo anécdotas personales de mi vida en Cuba y Colombia, en un abrir y cerrar continuo de breves secuencias y fragmentos, que le otorgan una mayor soltura, comicidad y diversidad al espectáculo, un stand up comedy”, explicó.
En mis obras siempre hay homenajes
Es una constante que el actor ha encontrado para agradecerle a los que han influido en su carrera y en su vida. “En esta pieza rindo homenaje a grandes figuras del teatro bufo cubano, a mi padre y a mi familia toda. Incluso hay un momento que digo: Estoy preocupado porque en mi familia no trabaja nadie: yo actor, mi papa actor y mi mamá ama de casa. Coño, aquí todo el mundo vive del cuento. Como a mis hijos les de por dedicarse a esto, nos vamos a morir de hambre en combo… Y ya ves, mi hija quiere dedicarse a la actuación”.
Entre el drama y la comedia
“En todas mis obras hay siempre una mezcla de drama y comedia. La comedia, casi siempre, surge de una situación dramática. Sólo hay que verle la arista cómica que tiene toda situación dramática, y de esta forma alegrar la vida un poco. Pero esto es pura comedia, de principio a fin. Tiene mucho de comedia escrita, y deja un gran margen a la improvisación. Me gusta hacerlo, me parece divertido como ejercicio actoral, y ésta pieza me da esa posibilidad, y a su vez es un recurso para que cada noche sea distinta. Por favor, no esperen al fin de semana para reír. Comiencen a reír desde la mitad de la semana. No tengas un día de miér...coles… Recuerda: si quieres ser actor te morirás de hambre, pero si me vienes a ver te morirás de risa”. Se improvisa una comedia estará todos los miércoles en Teatro 8, pero no se quedará sólo en Miami, girará también por otras ciudades de EE.UU.
Presentar un show de TV es uno de mis sueños
Desde pequeño, inevitablemente, la televisión ha sido uno de sus mundos más cercanos. Un universo que ama y que conoce bien. “Presentar un show de TV es uno de mis sueños. Junto a un amigo productor, he proyectado un show en el que se combina la actuación con entrevistas divertidas y serias, juegos de participación, maneras creativas de presentar los patrocinadores y segmentos comerciales, música, monólogos, personajes, reportajes y noticieros simpáticos, bromas, variedades. Pero hasta ahora es sólo un proyecto. Aún no nos han dado la oportunidad de hacerlo, pero esperamos convertirlo en realidad en algún momento. Nosotros estamos listos, esperando nos den el chance de cambiarle un poco el rostro a la TV en Miami”.
Actuar será siempre mi gran ilusión
“La ilusión más grande que tengo como actor siempre será la de poder vivir decente y dignamente por el resto de mi vida de lo que sé hacer. Creo que nunca dejo de actuar. Actúo caminando por la calle, solo en el patio de mi casa. Cuando duermo sueño que actúo. En fin, no tendría que hacer ningún sacrificio para actuar porque es algo que nadie puede quitarme. Soy actor y para actuar no necesito mucho, sólo a mi mismo. Con eso soy sumamente feliz”.