Las víctimas que abrieron el capítulo del Maleconazo. A 20 AÑOS DE LA MASACRE

Las víctimas que abrieron el capítulo del Maleconazo A 20 años de la masacre, el periodista cubano Oscar Suarez se pregunta ...


Las víctimas que abrieron el capítulo del Maleconazo



A 20 años de la masacre, el periodista cubano Oscar Suarez se pregunta aún de dónde sacó aplomo para contener las emociones y como él mismo dice “poner cara de tonto”

ESPECIAL DIARIO LAS AMERICAS

ILIANA LAVASTIDA / LUIS LEONEL LEONdom jul 13 2014 12:45

El periodista cubano Oscar Suarez
Remolcador 13 DE MARZO

“A nadie le gusta que le roben lo que usa para trabajar”. Con esa frase intentó Fidel Castro dar una explicación al mayor de los crímenes cometidos bajo su régimen, el 13 de julio de 1994, cuando en el afán de abandonar el país, un grupo de personas, en su mayoría mujeres, niños y jóvenes a bordo del remolcador 13 de Marzo, fueron embestidas hasta ser hundidas en el mar.

La respuesta, sin que le hubieran preguntado en específico sobre el hecho, Castro se la dio al entonces periodista del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, Oscar Suárez, residente hoy de Miami. El 5 de agosto de 1994, Suárez estaba de recorrido en las calles de La Habana, en cumplimiento de una de sus asignaciones y al divisar la caravana de autos en la que habitualmente se desplazaba el gobernante, decidió seguir el recorrido, acompañado de su camarógrafo.

Avanzar detrás de esos autos le permitió al periodista arribar a tiempo al lugar donde cientos se habían echado a la calles a protestar, lanzando piedras y gritar por la desesperación que invadía a la población, agobiada de una economía colapsada, en la que después del derribo del muro de Berlín en Alemania Oriental, la solución que encontró el régimen para permanecer en el poder fue decretar una opción de supervivencia a la que decidió nombrar “Período Especial”.

Fue ésa la razón que movió a decenas de padres para abordar junto a sus hijos el Remolcador 13 de Marzo. Querían ofrecerles la posibilidad de vivir lejos de la miseria y el desespero de no tener con qué alimentarlos, de vivir en total desesperanza. El encuentro de Suárez con Castro el día que pasó a la historia como “El Maleconazo”, le sirvió al reportero para provocar con sus preguntas que el mandatario expresara con absoluto cinismo la impresión que él quería dar al mundo sobre los sucesos ocurridos hacía menos de un mes con el remolcador.

Sus argumentos dejaban sobre las espaldas de los trabajadores del puerto la comisión del monstruoso crimen, queriendo hacer ver que la iniciativa de hundir el 13 de Marzo, había surgido de ellos y no de una orden del Gobierno.

A 20 años de la masacre, Suárez que guarda en su memoria esta anécdota como si hubiera acabado de ocurrir, se pregunta aún de dónde sacó aplomo para contener las emociones y como él mismo dice “poner cara de tonto”, para permitir que Castro desde su trono de emperador develara ante el mundo lo que verdaderamente significa para él la suerte del pueblo cubano.

¿Abrirá otro Mariel?, recuerda Suárez que le preguntó a Castro ese día. “Lo que voy a hacer es no seguirle cuidando las fronteras al imperialismo”, le respondió. Autorizó después el éxodo de los balseros a través del cual el régimen una vez más abrió una válvula escape. Las víctimas del Remolcador 13 de Marzo, sirvieron de pretexto para la nueva estrategia.

You Might Also Like

0 coment�rios

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Follow @Soratemplates