MÚSICA: La cantautora Eli La O regresa más fuerte y creativa que nunca

La voz del grupo Bikini Jazz lanza su sencillo  No se puede vivir sin…  y presenta canciones de su disco  La Receta de la Felicidad  este ...

La voz del grupo Bikini Jazz lanza su sencillo No se puede vivir sin… y presenta canciones de su disco La Receta de la Felicidad este sábado




Su nombre es Elizabeth pero todos le llaman Eli La O, la voz del grupo Bikini Jazz, y presenta sus más recientes composiciones en el club The Stage, este sábado. La O es un apellido originario de Zaragoza. De allí su bisabuelo partió a Cuba durante la Guerra de Independencia y se enamoró de una hermosa mulata criolla. “¿Como no enamorarse? Nada mejor que la mezcla. Adoro mi apellido. Me recuerda mi conexión inexorable con mi padre, el ser que más he amado”, cuenta la cantautora.
Aún recuerda el bullicio al levantarse los domingos mientras la luz dibujaba una línea de polvo hasta la ventana, y el olor a hierba cortada mezclada con los chícharos de su madre. “Era lo único que me hacía saltar de la cama”.
“Extraño caminar por los adoquines de Camagüey, el olor de empanadilla frita que tanto me molestaba y que ahora es un símbolo nostálgico en mi memoria, pero sobre todo mi gente. En Cuba vives en el mismo lugar y muchos vecinos se vuelven familia. En la cocina había siempre un montón de gente. 

"Dejar mi tierra y afincarme acá fue un proceso de adaptación y muchos cambios, nunca había estado sin mis padres, pero también un crecimiento. Y encontré en la música el acompañante perfecto”.

Llegó a Miami en 1996 y aquí compró su primera guitarra electroacústica. Acostumbrada a guitarras de estudio, se intimidó tanto que la dejó en su estuche más de dos meses sin tocarla. “Desde que experimenté el placer de su sonido, la Godín es compañera fiel de mis conciertos y tertulias”.

La sensualidad se desborda natural en sus canciones y su voz. “Soy transparente. Al oír mi música o leer mis poemas entiendes mi naturaleza. No me esfuerzo por ser sexy más que con el delineador de ojos que me pongo. Mi arte es amor y desnudez de mi alma a toda luz”.

Hace unos años fundó Bikini Jazz. “Comencé la banda con otra amiga y nos llamábamos Las descarriadas. Me parecía genial hasta que le conté a mamá, que me reclamó: Niña (con su acento cubano) ¿Sabes lo que eso quiere decir? ¿Qué va a decir la gente? Luego en el legendario Van Dyke, el director musical Randy Singer me dijo: Tu música es sofisticada y a la vez muy sensual. You are Bikini Jazz. Tu música es sofisticada y a la vez muy sensual”.
De Miami le encanta la diversidad cultural. “También el calorcito, la playa y sobre todo el no tener que renunciar a mi cultura para ser tenida en cuenta”.

Estudió guitarra clásica, canto y piano, pero afirmar poder “pasar el Niágara con una guitarra. Con una puedo hacer cualquier cosa. Lo sé desde los 7 años cuando logré sacar de quicio a mamá y a los invitados que había en casa”.
El amor y el desamor son dos temas en los que se declara reincidente. “Tengo menos canciones de amor porque cuando estoy feliz casi siempre voy a la playa”.
Asume diversas influencias y combinaciones musicales. “La lírica de la nueva trova, la profundidad de la música clásica, la rebeldía del rock, la sensualidad del bossa nova y la inteligencia del jazz”.
El pasado año debutó como solista. “Tenía muchos temas grabados, pero sin compilarlos. La última canción que escribí para el disco resultó siendo el sencillo: No se puede vivir sin... Me di cuenta un día que entré al Estudio y todos los ingenieros estaban cantándolo”.

“Ver tantas personas involucradas solo por amor a mi música fue una experiencia maravillosa. Lo más gracioso fue ver a Teddy Mullet, trompetista de Gloria Estefan y gran amigo del productor Eddie Montilla, grabando en un cuarto común. Todos muertos de risa y disfrutándolo con una humildad que caló mi alma. Aprecio mucho el valor de esos momentos”.

A pesar de que el sencillo y su video han tenido una acogida increíble en varios países, el disco aún no ha sido lanzado oficialmente. “Hoy la música se mueve mucho a través de Internet. El disco físico lo sacaré en septiembre, casi tocando los talones de mi nueva producción. Es lo que llamo disco 3 sin sacar disco 2, porque escribo tanto que en cada momento la música va cambiando. El 12 de julio haré un concierto y medio, pues me seduce estrenar también parte del segundo disco y a la par lanzar el sencillo en itunes. Será una gran fiesta”.

Mientras que el primer disco tiene un sabor tropical, el segundo está dominado por el pop. “Con dirección y arreglos de Silvano Monasterios, el nuevo proyecto es más maduro, definido por mis vivencias más recientes. Así que para enterarse de todos los chismes de Eli La O, hay que comprar el nuevo disco y el anterior”.

Se presenta acompañada de 5 músicos. “Para no perder la sensualidad, mi percusionista Rey Peña nos llama: el sex-tet. La buena energía hace que las largas horas de ensayo pasen sin darnos cuenta y sea un festín”.
Se confiesa llena de sueños y muy feliz. “En la canción que da título al disco, La Receta de la Felicidad, mi hijo Walter hace la segunda voz. La primera vez que oí a mis niños cantar mis canciones, sentí que había logrado lo máximo que una mamá músico puede desear. Todo lo demás que venga es un plus”.
Eli La O actuará el sábado 12, a las 10 p.m., en el club The Stage, 170 NE 38 Street, Miami. Tel. 305 576 9577.

You Might Also Like

0 coment�rios

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Follow @Soratemplates