"No sabría vivir sin el piano". Conversación con el concertista cubano Ulises Hernández

DIARIO LAS AMERICAS www.diariolasamericas.com/vida-y-artes/ulises-hernandez-no-sabria-vivir-piano.html                     LUIS LE...


                 LUIS LEONEL LEON / Sígueme en @luisleonelleon


Ulises Hernández es un virtuoso del piano. Un enamorado de la música de concierto. No le bastó graduarse del Instituto Superior de Arte de La Habana, y se fue a estudiar con Frantisek Rauch a Checoslovaquia y Elianne Richepin en Francia. Ha actuado en prestigiosos escenarios como La Fenice (Venecia), Eliécer Gaitán (Bogotá), Colón (Buenos Aires), Antón Dvorak (Karlovy Vary). En 2008 tocó en la casa de Mozart en Salzburgo, celebrando el natalicio del prestigioso compositor. Le han premiado su música para cine y teatro en festivales internacionales. Como pianista ha grabado a insignes compositores cubanos como Cervantes, García Caturla, Lecuona, Carlos Borbolla, el brasilero Heitor Villa-Lobos, y produjo el sorprendente DVD Mozart en La Habana.
De su amistad con Miriam Ramos, y de su idolatría por las canciones que interpreta, nació la idea de dos conciertos en uno, que por dos noches seguidas ofrecerá el On.Stage Black.Box del Miami Dade County Auditorium hoy y mañana.
Ulises abrirá con obras clásicas creadas en Cuba desde el siglo XIX, con Ignacio Cervantes a la cabeza, ese genio que, pese a la avalancha del actual mercado, aún sigue influenciado a compositores, concertistas y cantantes. Y luego Miriam, acompañada por Rolando Luna, repasará su más reciente CD La Canción Cubana, nominado al Grammy Latino, con canciones popularizadas desde el Siglo XIX hasta cantautores contemporáneos.
Acerca de estos dos conciertos en uno conversamos para DIARIO LAS AMÉRICAS.
¿Cómo inició tu pasión por el piano?
Todo empezó a los 4 años. Aunque era menor que mi hermana, me tocaba acompañarla al conservatorio de música de mi pueblo natal, Unión de Reyes, Matanzas. No me enviaban para embullarme con la música, sino para que no anduviera tirando piedras o molestando por el barrio. Pero funcionó más de lo que imaginaban. Me gustaba mucho lo que pasaba con el piano y sus clases, tanto que las profesoras me permitieron sentarme al instrumento y terminaron pidiéndole a mi mamá que me dejara aprender. El final del cuento es que mi hermana abandonó el piano y yo he seguido con él hasta hoy, creo que para siempre. No sabría vivir sin el piano. Toda mi vida ha girado a su alrededor. Enseño a tocarlo, y cuando escribo música para cine o teatro, parto de él. Creo que no puedo hacer otra cosa que no tenga que ver con el piano.
Haces mucha música para cine y teatro. ¿Qué te seduce más de este trabajo?
Entender lo que un director espera de la música, al obligarme a entrar en su mundo, y exigir de mí la capacidad de dar diferentes soluciones dentro de la banda sonora. Es un gran reto.
Cervantes, Argeliers León, Lecuona y Gisela Hernández son los compositores que traes a Miami. ¿Por qué este repertorio como antesala del concierto de Miriam Ramos?
Tengo gran preferencia por Cervantes, estoy terminando unas grabaciones de compositores de la década del 40 donde están Gisela y Argeliers, y Lecuona es imprescindible en el repertorio de un pianista. Pero no serían suficientes razones para escogerlos. Hay otra de mucho peso: y es el parentesco cubano de esos autores con los clásicos de la canción cubana, de diferentes momentos, que cantará Miriam. Son diversas ramas de un mismo árbol.
¿Cómo visualizas el futuro de la música de concierto en la isla?
La música de concierto en todas partes, no solo en la isla, sufre un poco la pérdida de un público numeroso. Hay muchas cosas que atentan. Una es que los medios modernos permiten crear tu propia música en casa. En la computadora puedes lograr hasta una orquesta sinfónica. Pero claro que no va solo por ahí la cosa. Es impactante ver como los gustos se banalizan con el consumo de productos musicales fáciles, de poca elaboración y con algún que otro ritmo pegajoso. De esa manera termina la música de concierto que exige una atención más pausada y de un tiempo para escucharla, siendo arrinconada ante la vorágine y velocidad con que se vive. No es fácil responderte. Es un tema complejo y largo de explicar, hasta donde puedo, pues confieso no tener todas sus respuestas.
¿Cómo piensas conquistar al público de Miami?

Con mi modesta capacidad como interprete, y con las ganas de llevar una selección representativa del trabajo que hago con la música cubana para piano. Lo de conquistar me asusta. No había pensado en esos términos.

"Serenata Cubana" de Ignacio Cervantes por Ulises Hernández
www.youtube.com/watch?v=bimbhjxozMg

Sígueme en @luisleonelleon


You Might Also Like

0 coment�rios

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Follow @Soratemplates