La actuación y el sueño de Cuba de Olga Lidia Thomas

La cantante y actriz se afianza sobre las tablas en la obra Azul


LUIS LEONEL LEON. DIARIO LAS AMERICAS 
Sígueme en @luisleonelleon


El público de Miami ha visto a Olga Lidia Thomas en el show de Don Francisco y en programas estelares de AméricaTevé. La música y la actuación, yendo casi siempre de la mano, están entre sus más grandes pasiones, sobre todo gracias al cotidiano ejercicio de la televisión. Antes había protagonizado obras infantiles, y fue muy aplaudida en el espectáculo Tropicana All-Stars, junto a Israel Kantor, en el hotel Sahara de Las Vegas. Pero con Azul (una versión de Perla Marina de Abilio Estévez) ha sido donde más realizada se ha sentido sobre el escenario. Este fin de semana son las últimas funciones de este emotivo espectáculo, en Teatro 8, protagonizado por el popular actor cubano Mijail Mulkay, donde esta talentosa joven, cubanoamericana, tiene una participación muy especial, actuando e interpretando clásicos popularizados por Olga Guillot, Benny Moré, Sindo Garay, Matamoros, yBalsero de Amaury Gutiérrez.

¿Cómo te has sentido actuando y cantando al mismo tiempo?
Son cosas que están muy relacionadas. Cuando uno canta, el ejercicio de interpretar una canción es muy parecido a cuando representas un personaje como actriz. Toda la música que hay en la obra me emociona. El maestro Issac Rodríguez toca el piano en vivo, y comienzo cantando un tema suyo, inspirado en el personaje de Filemón Ustariz. También interpreto boleros clásicos como Miénteme, Hoy como ayer, Oh vida, Si llego a besarte, Perla marina, La vida es un sueño. Temas mundialmente célebres como El Manisero, Mamá Inés, La jardinera, Capullito de Alelí, Ave María de Schubert, y el fabuloso homenaje que Amaury Gutiérrez nos cedió, dedicado a todos los balseros. Cantar y actuar en Azul ha sido una sensación muy especial, pues trabajo con dos maestros de sus profesiones.
¿Esta obra, que habla de Cuba, te ha enseñado de algún modo la isla que no conociste?
Azul me enseña a mí y a todos los que la disfrutan. Mijail ha incluido en ella un poco de la Cuba de ayer y de la de hoy. Sin importar de donde vengas ni de donde seas, todos nos podemos relacionar con ella. Todos nos regimos por los mismos principios y en todos los países hay problemas. Sólo hay que ser sensible para poderse identificar con el espectáculo. En lo personal no conocí la “Cuba de ayer”. Hay diferencias y por eso le pueden decir así, y entiendo el porqué, sólo que para mí, Cuba es bella, siempre lo fue. Eso no los puede quitar nadie. La obra reafirma mis sentimientos y me emociona. Es inevitable.
¿Cómo ha sido vivir, cantar y actuar entre dos aguas?
Nací en Hialeah Hospital, en la “ciudad que progresa”. Se puede decir que soy gringa, pero sólo por mi apellido y porque nací aquí. Me siento muy cubana. Me sucede mucho que las personas al principio me conocen se confunden pensando que nací en Cuba. Y eso me da mucho orgullo, porque me hubiese gustado que mi infancia hubiese sido allá. Me encanta Miami y hoy en día se pudiera decir que hay un pedacito de Cuba aquí, por todos los cubanos que han llegado. Pero desde pequeña siempre (como dicen ellos mismos) “halé más” para mi lado cubano. Y nada se compara con la sensación que siento cuando estoy en esa islita hermosa.
¿Ha sido Azul la confirmación de un camino como actriz?
Sí. La actuación siempre ha sido una gran inquietud para mí. Cada vez que actúo me fascina. He tomado varios talleres y me gustaría continuar desarrollando mi sueño de actriz.
¿Próximos proyectos como actriz, como cantante, o las dos cosas, en el futuro inmediato? 

Hay una posibilidad de participar en un proyecto como actriz-cantante en Colombia. Y también unos temas pendientes por grabar con el conocido compositor cubano Alfredo Nodarse, autor de grandes éxitos de Andrés Cepeda.

¿Qué es Cuba para ti? 

Te respondo con algo que escribí: “Amo a la Cuba de ayer, gracias a mis padres. Amo a la Cuba de hoy, porque la conozco y vivo de ella enamorada. Amo a la Cuba de mañana, porque allí deseo descansar en paz, en cuerpo y alma. No importa los años que han pasado, ni los que pasarán. Cuba tiene hermosura más allá de sus paisajes, fuerza más allá de su malecón. Siempre será la Cuba de todos. Esa que siempre he añorado en cualquier etapa, la que siempre llevo en mi corazón”.

Sígueme en @luisleonelleon